20 mayo, 2008

Raul Garcia Zarate - escencial



Cuando mi viejo me contó que una vez caminando por el centro de Lima se tropezó con un letrero que decía "hoy recital de Raul Garcia Zarate entrada libre" yo en verdad maldije mi suerte, no porque haya sido un concierto gratuito, sino porque era verlo en vivo. Y es que siendo peruano no puedo creer que teniendo 28 años no haya podido aun presenciarlo en concierto.

De esos 28 años, conozco hace 20 años su música. Al inicio Por mis viejos, quienes la escuchaban siempre, a veces antes de irse a trabajar, mientras yo aun estaba medio dormido escuchaba esas notas que para esas épocas no me parecían tan inmensas como ahora. Y pues ahora al escucharlo como siempre, al retornar a su guitarra, siempre esos vagos recuerdos de infancia retornan, como si fueran un aroma, la guitarra del maestro Zarate esta grabada en el cerebro y mas en el corazón.

Su sonido es tan poderoso que es difícil contener la emoción al oírlo. Yéndonos por el lado frío diría que el vibrado de sus punteos, la asombrosa habilidad para tocar bajos y altos al mismo tiempo y los arreglos completamente tradicionales ejecutando y usando para ello las espectaculares escalas principalmente del huayno (también toca vals y marinera) hacen esto posible. Y yéndonos al lado mas sentimental esta pues lo que son las canciones en si, las que no necesitarían de toda la técnica descrita antes para gustar, con esa nostalgia serrana de los que vinieron a Lima, de los que salieron fuera del país, o simplemente para cantarle a los hermosos Andes, a su cielo, a sus montañas y animales. Todos estos elementos grandes individualmente se juntan, se huelen, se escuchan y se sienten cuando Raul se junta a su guitarra.

Si escuchas el inicio de su versión del carnaval de arequipa, y no me refiero al famoso estribillo que lo bailan en el colegio, me refiero a su intro, si escuchas esos primeros segundos, deberías encontrar ahí, en esa sencilla secuencia de notas toda la esencia de la música serrana, ahí esta el comienzo de todo, la base, la escala, la misma que se usa para construir el cóndor pasa, en otra genial interpretación (no su mejor) de esta creación Peruana de inmejorable titulo.

Y si bien es cierto estas canciones de por si son estupendas, Raul Garcia las lleva al cielo, o a las montañas serranas que vendrían a ser casi lo mismo. Con euforia a veces (el paria), con tradición (el pajarillo, valicha), con nostalgia infinita (adiós pueblo de ayacucho) y con magia pura (mi Huancavelica), esta ultima es la ejecución mas espectacular de guitarra que haya escuchado en mi vida, siempre la admire, siempre la escuche en mi mente, y aunque se la respuesta siempre me preguntare como se puede alcanzar tal maestría, quizá nadie mas la pueda tocar así.

Y si el cóndor pasa es el huayno mas conocido, es vírgenes del sol la cumbre de la música del ande. Hecha con inspiración de sobra y derramando notas durante todo su sonar. Raul la tomo, la acomodó, la versionó y la convirtió prácticamente un curso de guitarra en si. El ser una institución viviente con las 6 cuerdas se lo debe y con justicia en parte a esta interpretación.

Menos conocido por nuestras generaciones de lo que debería ser, no por deber, sino por beneficio del alma, el maestro Raul Garcia Zarate consigue ya, a estas alturas ser un hombre querido y admirado. Y le da al mundo con solo una guitarra y unos dedos prodigiosos un tour por (sobre todo) la serranía Peruana, fuente de inspiración por su belleza y majestuosidad.

Aquí su myspace, algunas de sus ejecuciones están ahí. Buen viaje...

1 comentarios:

Fernand,  25 de mayo de 2008, 21:59  

hola, no estoy seguro si en Peru esta haciendo presentciones, pero en el extrangero vi algunas, su web esta desactualizada igual

Publicar un comentario

  ©Template by Dicas Blogger.