01 junio, 2008

OJALÁ ESTUVIERAS AQUÍ




Disco fundamental de los Floyd. Luego de aquella hecatombe para la música que significó el disco anterior la pregunta era que más podían decir o crear si parecía que todo estaba dicho con el DSOTM? La respuesta fue contundente, con el Wish You Were Here los Floyd alcanzaron la consagración -si es que a alguien le quedaba duda- y pasaron a ser en definitiva una banda de culto hasta nuestros días.

En el aire queda la duda de si este disco también se le puede considerar conceptual. Cuando uno escucha los discos de los Floyd -todos- parece que lo fueran todos. Tras la magnitud del éxito comercial anterior -que se mantiene entre los 5 discos más vendidos de la historia- era imposible que tal éxito se repitiera en ese campo pero lo enfocaron de otra forma: tratar de superar el trabajo precedente. Y hasta parece que lo lograron. Valgan verdades, es un trabajo excepcional, único y al cual muchos fanáticos del grupo lo consideran la mejor placa editada por este cuarteto.

Pink Floyd aquí le empieza a dar más protagonismo a la guitarra y se siente con fuerza los sintetizadores a ratos -también se siente el melotrón-. Tomaron concepto de hacer el disco con 5 canciones largas, haciendo parecer que son 4 con una canción hecha en 2 partes, una que abre el disco y la segunda parte que cierra el mismo (un concepto que se repetió con el siguiente disco Animals). Y el saxo... ah el saxo parece sacado de otro mundo, cuando este instrumento toma el protagonismo es sencillamente hermoso.

La primera parte de Shine on You Crazy Diamond nos da la bienvenida con su melotron dulce que parece que nos invitara a un viaje lunar para que luego el gran Gilmour nos dé una lección de guitarra -con la que se lucirá en todo el disco- junto a la maestría del sr. Waters. Gilmour no se será un genio de la guitarra pero cuando uno lo escucha se siente mucho feeling, igual sucede con su voz, no es Mercury ni un Anderson pero vaya que su registro vocal hace que le prestemos oído. El saxo le da el toque magistral a esta canción.

En welcome to the Machine el disco se vuelve ligeramente más oscuro, brillan los sintetizadores y los efectos de sonido. Nuevamene Gilmour se luce con la guitarra. Have a Cigar empieza como una extensión de Welcome... pero aquí se respira un aire más entre blues y jazz

El tema que le da el nombre al disco es una pieza maestra, a mi entender es como un himno de los Floyd, un canto al amigo que no está. El tema como el disco están dedicados a quien fue el primigenio líder y genio del grupo: Syd Barret. Él fue el creador del grupo a mediados de los 60, principal compositor pero sus problemas con las drogas y el deterioro de su salud mental originaron que primero arribara Gilmour para el Ummagumma y luego sea separado del grupo antes del DSOTM. Es una especie de leyenda aquel choque entre el Sr. Waters y Syd cuando el primero separa al segundo definitivamente del grupo, algo así como esa reunión entre San Martín y Bolívar en Guayaquil que sella el alejamiento del argentino de la guerra. Una frase suena bien para ambos casos: 2 soles no alumbran el mismo cielo. El tema fue interpretado nuevamente en el Live8 más reciente en la más celebrada presentación de una banda esa noche. El gran Barret falleció hace un par de años, solitario, alejado del resto el grupo, a él le debemos el Piper at the Gates of Dawn, la era sicodélica del grupo y la etapa underground de los Floyd, gracias maestro.

Como última pista está la segunda parte de Shine on ... creo que como a todos al escuchar la primera parte nos quedamos con ganas de más, pues aquí tenemos razones de sobra para seguir disfrutando de otro clásico del grupo.

Si bien el sr. Waters quedó, tras la separación de Syd, como el principal compositor del grupo, el disco marca una bisagra en su historia. El DSOTM fue la última placa "grupal", el Wish... inició la etapa Waters con la cual los trabajos de Pink Floyd empezaron a ser proyectos cada vez más personales, relegando a un segundo plano a Mason, Gilmour y Wright hasta hacer que el último trabajo de Waters con el grupo sea considerado su primer disco como solista. Para esto sólo basta ver los créditos de los discos Animals, The Wall y siguientes.

Les dejo el enlace para descargar una de las varias obras maestras de Pink Floyd (para muchos superior a sus mega éxitos Dark Side y The Wall). A disfrutar.

Descargar Wish You Were Here






4 comentarios:

Fantômas 4 de junio de 2008, 21:11  

Es verdad mucho de lo que decís.

Un par de cosas: Se escribe Barrett (con doble t). Y lo sacaron del grupo mucho antes de Ummagumma. No fue Waters quien lo sacó, sino más bien fueron una serie de muchos factores que influyeron.

Los chabones estaban a full en las giras y Barrett empezó a colgar en los escenarios, más que nada por la droga y por su estado de ánimo. La ambición de Waters y Mason fue la principal causa de la "locura" de Syd. En vez de ayudarlo le buscaron un reemplazante (Gilmour). Al principio tocaban los 5 pero después dejaron de pasar a buscar a Barrett para ir a los conciertos...

La cosa es que a Barrett no le interesaba la fama ni el éxito (hay muchas anécdotas que revelan esto, te recomiendo ver "The Syd Barrett And Pink Floyd History", y leer el libro de Nick Mason titulado "Inside Out", si es que no lo hiciste). Pero en ese momento la banda estaba en auge y tenían que seguir, no podían esperar. Igualmente las cosas pasaron como tuvieron que pasar y Pink Floyd es lo más grande que hay.

FelixmarteDeTerra 3 de agosto de 2008, 7:32  

Enhorabuena por vuestro blog.
Por favor decir el pass para extraer el Wish_You_Were_Here.html
Muchas gracias.
FelixmarteDeTerra.
UBEDA (Jaén) - España

Anónimo,  22 de febrero de 2009, 0:27  

por favor hermano oyente de la buena musica me podrias dar la contraseña de lo contrario no podré escuchar este maravilloso álbum.

Anónimo,  26 de febrero de 2009, 12:13  

hola a todos,

recién me di cuenta que no puse el password. Hagan un copy & paste:

thehousesoftheholy.blogspot.com

Publicar un comentario

  ©Template by Dicas Blogger.