13 enero, 2008

Blonde on Blonde


Bob Dylan - USA
Blonde on blonde - 1966


La verdad que este disco es tan grande y famoso que quizá este perdiendo el tiempo escribiendo sobre él, en todo caso esta dedicado a un par de amigos que no lo conocen y quieren hacerlo.

Y es que Dylan ha sido siempre tan mentado que yo desde chibolo y viviendo en mi entorno Limeño con todos sus rincones y ruidos típicos ya escuchaba hablar de este personaje. Justamente este exceso de rumores de fama generaba una cierta terquedad para conocerlo. Pero cuando llego Blonde on blonde a mis oídos pude confirmar lo grande que es este disco y lo grande que fue Dylan en este momento.

Aun sin saber exactamente que dicen las letras, se siente una conexión entre el cantante y uno mismo. Es característica su forma de cantar media borracha recitando largas (pero no pesadas) frases, como quien tiene algo que decirle a la gente, algo quizá extenso pero importante, y lo lanza acompañado de melodías simples, no demasiado arregladas ni complicadas, incluso en un disimulado segundo plano pero agradables al fin.

En este disco doble hay un grupo claro de baladas y otro grupo de canciones blues algo mas alegres y divertidas para darle el siempre necesario contraste. Aunque normalmente en estas, salvo en Rainy day women nos o en absolutely sweet Marie, casi siempre le he dado skip a mi control para ir a disfrutar de un elemento del otro grupo, donde tal es la inspiración de Dylan y la belleza de las melodías, que puede repetir y repetir estrofas y no ser aburrido: visions of Johanna, one of us must know, stuck inside of mobile with the Memphis blues again, temporary like achilles, 4th time around, sad eyed lady of the lowlands son ejemplos claros de hermosas, largas y gratificantes composiciones. Y no es aburrido porque el hombre cree en lo que esta diciendo, lo siente y lo dice siempre de diferente forma, y eso se nota muy bien, algo que Lou Reed también siempre demostró en su música.

De manera que escuchar este disco es casi una obligación para todos, una vez sonando hay una transferencia automática y sin esfuerzo alguno de sensaciones hacia el oyente, las cuales pueden ser paz, nostalgia, optimismo y etcétera. Aun recuerdo a mama quedarse dormida de relajada escuchándolo (y ella no es de escuchar mucha música que digamos)

Para terminar, una mención especial al tema 4th time around, donde el acompañamiento adquiere una mayor personalidad sin necesidad de más instrumentos, haciendo finalmente una sociedad más equitativa con Dylan y formando una de las baladas mas hermosas que personalmente he escuchado hasta hoy.

Dale una oportunidad a Blonde on blonde. Algo que ya demasiada gente ha hecho en los poco mas de 40 años de vida de esta inmortal obra.

4 comentarios:

fabricio 17 de enero de 2008, 11:49  

Ese es uno de mis discos favoritos de Dylan. ¡Gigante por donde se le escuche! Además que Visions of Johanna tiene una de las mejores líneas escritas:
"The ghost of electricity howls in the bones of her face...
where these visions of Johanna have now taken my place"


Buena review. Te linkearé a mi blogroll.

¡Saludos!

Makelelejuas 3 de febrero de 2008, 20:56  

Si querés leer cosas interesantes sobre Dylan y sobre rock en general, te recomiendo que visites mi blog.

Un saludo!

http://makelelejuas.blogspot.com

Fantômas 9 de febrero de 2008, 12:29  

Bajate toda la discografía de Dylan acá.

Auspicia:

fantasmavelez.blogspot.com

Bruno 8 de febrero de 2009, 14:42  

Si ps aveces uno escucha algo y luego se dice, debi tomarle mas atencion años antes...ja!
Pero en fin, normal pq la musica siempre keda...y facil no era tiempo para escucharlo.

Publicar un comentario

  ©Template by Dicas Blogger.